Cerrito F.C

Ubicada entre Barrio El Cerrito y Nuevo Argüello

Facebook: Cerrito Fútbol Club

Tel Celular: 0351-153795552

En el año 2014 Cristhian Abranchi – Director Técnico de Fútbol – decidió emprender un proyecto para crear una Escuela de Fútbol en su propio barrio con el objetivo de brindar un espacio de recreación y aprendizaje a los niños, niñas y jóvenes que deseen participar de la misma. Promover valores y apuntar directamente hacia el desarrollo integral de todos los alumnos que asistan es su objetivo fundamental.

La iniciativa nace a partir de la difícil situación social en la que estamos inmersos, en aspectos relacionados con la inclusión, con el nulo desarrollo deportivo y cultural y la imposibilidad de contar con actividades que permitan la participación de la comunidad y de sus familias en la vida en sociedad. En la necesidad de contar con un espacio donde lo económico no sea un impedimento para desarrollar conductas que propicien el encuentro y la participación de niños y jóvenes de nuestros barrios.

Cerrito Fútbol Club es una escuela de fútbol que se encuentra entre barrio El Cerrito y Nuevo Argüello de la ciudad de Córdoba. Libre y gratuita para todos aquellos niños y jóvenes que quieran participar en ella.

Nuestra intención está directamente asociada a las actividades de preparación y entrenamiento deportivo, en este caso, del fútbol, para que dentro de un marco organizado y previamente estipulado, logremos transformar los hábitos, valores y costumbres culturales, que sean necesarios y que beneficien nuestro trabajo, generando desde este ámbito, las modificaciones para que los jóvenes y niños puedan desarrollarse y formarse a través de los conocimientos que brinda esta disciplina deportivo-competitiva.

Se produce de esta manera un “ida y vuelta” en la enorme tarea de formación y contención de los alumnos que participan en nuestra escuela por parte de la planificación propuesta, ya que; brindar al niño/joven la posibilidad de aprender, competir y entretenerse (siempre bajo un orden disciplinario) a través de un deporte masivo como es el fútbol, no es más ni menos, la manera más apropiada de lograr los objetivos que la escuela se propone y que la devolución por parte de los entrenados sea altamente gratificante y satisfactoria.

La Escuela ha iniciado sus actividades formalmente a principios del año 2015 y cuenta con la ayuda y apoyo de padres y niños que han encontrado en ella la

posibilidad de sentirse participes y protagonistas de una realidad que ellos mismos van construyendo a partir de sus propias acciones.

En la actualidad contiene alrededor de 100 niños/as y jóvenes, conformando distintas categorías. Participa actualmente del campeonato de la Liga Participando que agrupa Escuelas de prestigio de la ciudad de Córdoba y de ciudades como Despeñaderos y Mayu Sumaj. Ésta Liga promueve valores ya que implementa una estructura adecuada a la formación integral de los niños y jóvenes, contribuyendo así al desarrollo interactivo físico/psíquico de los mismos.

La idea a largo plazo es formar ámbitos de encuentro, en donde la Escuela sea un vínculo, una plataforma que permita impulsar, a través de acciones sociales y programas orientados, la realización de procesos culturales y sociales que permitan el acercamiento de la comunidad, ya sea, de manera aislada o mediante el acompañamiento a sus hijos.

Se implementa y se brinda en cada entrenamiento y en cada encuentro de fútbol la “copa de leche”, acentuando aún más la idea contención en todos los aspectos relacionados con el desarrollo del niño/joven.

Se recaudan fondos por medio de beneficios con la ayuda de los padres de los niños/jóvenes para afrontar con los gastos que requiere poder participar de ésta Liga. Se realizan viajes para jugar con otras escuelas cuando nos toca visitarlas y se organiza entrega de trofeos a fin de año y la realización de los conjuntos deportivos propios. Se reciben donaciones de entidades y asociaciones que también tienen una mirada social y que involucran actores y sectores de otros ámbitos de nuestra sociedad.

Recordando el sentido del esfuerzo diario, de la mano que tendemos al OTRO, del ejemplo de perseverancia y esperanza y la posibilidad de brindarles participación en acontecimientos de ésta índole, que involucran a sus hijos y a demás personas que encuentran una oportunidad de ayudar, colaborar y fomentar a través de planificaciones previstas, objetivos en lo que se sientan identificados.

Si logramos que nuestra ayuda sea óptima y necesaria, que sirva como plataforma para impulsar a ciudadanos a emprender sus propias acciones en pos de sus propios beneficios, lograremos concientizar sobre la necesidad de buscar, realizar y reinventar conductas emprendedoras y a aprender a resolver situaciones incómodas de una manera madura y predispuesta.